El diario de Nermín
Desplazados

"Era Ramadán. Las cosas habían cambiado en Azaz, todo iba mejor, la gente estaba feliz, empezaba a volver, las tiendas y los mercados abrían sus puertas…", evoca el padre. Pero la tranquilidad apenas duró tres semanas.

"Un avión bombardea Azaz."
18/8/2012

"Aquel día estaba en la fábrica de aceite de oliva de mi hermana –comenta Mohamed –. Eran las tres de la tarde y estábamos tomando café. Hubo un ruido. El edificio tembló. ¿A qué se debía? Miré al cielo y vi un avión. Quería volver para reunirme con mi familia, pero había un buen trecho hasta casa. Me encontré con un familiar que iba en moto. Me subí con él. Nos caímos. Vimos 16 casas arrasadas por las llamas. Fue terrible. Llegué a casa y decidí que nos íbamos de Azaz otra vez". La familia tomó un autobús a la frontera con Turquía. Allí, pasó dos días en un campo de tránsito habilitado para los que huyen del país.

Facebook Twitter